3 CASOS DE ÉXITO DEL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

Según la Organización de los Estados Americanos (OEA), un desafío importante en América Latina es la baja pertinencia de la educación, con muy pocos estudiantes de educación secundaria enfocados en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), que son disciplinas asociadas a un mayor nivel de ingresos. Además, la región se queda atrás en los campos de estudio STEM, especialmente en ciencia, que tiene niveles de matrícula entre 2 y 7%, en comparación al promedio de 10% de países OCDE (OEA, 2017).

Para hacernos cargo de esta problemática es que nace el El Aprendizaje Basado en Proyectos, este,  es un método pedagógico que pone a las/los estudiantes al centro de su propia educación, de manera que son un agente activo en su propio proceso de aprendizaje. En este método, la comunidad escolar reflexiona sobre qué, cómo y por qué están aprendiendo.

Les presentamos a continuación tres casos de éxito internacional ocupando la metodología ABP:

Museo Virtual: este es un proyecto realizado por las alumnas y alumnos de 4 grado del Colegio Montserrat de la ciudad de Barcelona, España en el contexto de la asignatura de Tecnología, Informática e Historia. El objetivo del proyecto fue la creación de un museo virtual 360° con obras de arte internacionales del Barroco. Este proyecto se dividió en diferentes fases: Inmersión, Andamiaje y planificación-preparación del producto final. Los resultados de este proyecto fueron muy positivos tanto para las alumnas y alumnos como para los espectadores finales, si quieren ver de mejor manera estos resultados te dejamos su canal de YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=6j2vn7E-noo

Por otro lado, tenemos la investigación escrita por María Fernanda Cabezas de la Universidad de Granada, España llamada APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS EN EL ÁMBITO UNIVERSITARIO: UNA EXPERIENCIA DE INNOVACIÓN METODOLÓGICA EN EDUCACIÓN, esta, nos saca un poco de la escuela y nos lleva al Universidad, en donde la metodología ABP también es altamente efectiva. En esta investigación hay un total de 228 alumnos y alumnas de las carreras de Educación Infantil, Pedagogía y Educación Social, tiene como objetivo mostrar la eficacia de la metodología ABP a través de dos instrumentos; uno destinado a comprobar la evolución de la voluntad de trabajo de los estudiantes reflexionando ellos mismos sobre su desempeño en el grupo y sobre el de sus iguales, y otro centrado en valorar el nivel de satisfacción del alumnado con la metodología. Los resultados son altamente positivos, correlacionado con diferentes investigaciones previas en las que se han realizado trabajos similares, comprobando que aumenta el rendimiento, la motivación, y la capacidad de trabajo en grupo del alumnado. Te dejamos el estudio por si quieres leerlo entero:  https://www.redalyc.org/pdf/3498/349853220027.pdf

Por último, otra exitosa experiencia de la metodología ABP la encontramos dentro del estudio Aprendizaje Basado en Proyectos: Relatos de una Experiencia. Ambiente virtual para el Aprendizaje Transversal de las Ciencias Orientado a las Matemáticas, de Maricel Alauzis y Silvana Cataldo de Argentina, este proyecto nace con la iniciativa de  fomentar el desarrollo de la autonomía en los estudiantes, su creatividad y sus propias capacidades, para lo cual, no es importante la “cantidad” de contenidos que puedan trabajarse en un ciclo lectivo, sino el modo en que se propone y se lleva adelante ese trabajo. El grupo escogido es el primer año de la escuela secundaria del colegio Osvaldo Pugliese y las autoras destacan que gracias a los resultados que se fueron observando y a la aceptación de esta modalidad de trabajo por parte de alumnos y docentes de otras áreas, este año (2017) se proyectó probar la misma modalidad de trabajo en 5to año matemática, incluyendo otras áreas curriculares de la misma Institución. Para leer el artículo completo presiona acá https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=695&id_articulo=14784

 

el Aprendizaje Basado en Proyectos posibilita mucho más la enseñanza activa en las niñas y niños, es un cambio en la estructura educativa que parte principalmente, de la necesidad de llegar a los intereses del estudiante y la demanda de la sociedad y competencias del Siglo XXI. ¡Súmate a esta revolución!